Sed [relato]

Llevo horas caminando por este páramo, donde pequeños, desvencijados y casi pétreos árboles parecen hacerme frívolas reverencias. Por lo menos yo sigo vivo, me digo a mí mismo, como si eso sirviese de algo.

A lo lejos, un espejismo emerge con timidez, como un plateado amanecer, mostrando lo que sería una gran charca. No puede ser una ilusión, otra vez no. No sería justo, aunque la justicia tenga vedado el paso por estas tierras.

Camino balanceándome con las pocas fuerzas que me restan, arrastrando tras de mí el polvo de la desesperación. Si me desvanezco una vez más, es posible que ya nunca vuelva a recuperarme. La conciencia y mis recuerdos, junto con mi maltrecho cuerpo, se consumirán al abrigo del todopoderoso rey de luz y calor. Leer Más