Sed [relato]

Llevo horas caminando por este páramo, donde pequeños, desvencijados y casi pétreos árboles parecen hacerme frívolas reverencias. Por lo menos yo sigo vivo, me digo a mí mismo, como si eso sirviese de algo.

A lo lejos, un espejismo emerge con timidez, como un plateado amanecer, mostrando lo que sería una gran charca. No puede ser una ilusión, otra vez no. No sería justo, aunque la justicia tenga vedado el paso por estas tierras.

Camino balanceándome con las pocas fuerzas que me restan, arrastrando tras de mí el polvo de la desesperación. Si me desvanezco una vez más, es posible que ya nunca vuelva a recuperarme. La conciencia y mis recuerdos, junto con mi maltrecho cuerpo, se consumirán al abrigo del todopoderoso rey de luz y calor. Leer Más

Motel Néctar [relato]

El coche entró en el mortecino aparcamiento del motel alumbrándolo a su paso. Era un Honda Civic Type R negro, con los cristales tintados. Se aproximó a la plaza de estacionamiento más cercana a la recepción, en la cual había un cartel de reservado y un destartalado coche aparcado en ella.

El vehículo japonés se detuvo junto al reservado y bajaron de él dos hombres. Uno lo hizo por la parte trasera derecha, con atuendo de camisa, americana y pantalones vaqueros. Otro salió por la parte del conductor, corpulento y vestido informal, se dirigió al maletero, tomó un par de maletas y se encaminó a un amplio apartamento situado en la tercera y última planta.

El hombre trajeado observó el herrumbroso coche, a través de sus gafas de sol rectangulares negras, apretó la mandíbula unos segundos y entró en la recepción. Leer Más